La primera unidad de Cercanías puede visitarse en el Museo del Ferrocarril de Madrid

La historia de los trenes españoles está recogida dentro de la capital de España dentro de un edificio que forma parte de esa misma historia: el Museo del Ferrocarril de Madrid, situado en lo que durante 89 años, de 1880 a 1969, fue la Estación de las Delicias, es uno de los museos ferroviarios españoles (hay otros, en Cataluña, País Vasco, Galicia, Asturias…) más visitados y apreciados por todos los tesoros que guarda en su interior: la joya de la corona es, desde luego, la Sala de Tracción, que alberga más de 30 vehículos entre locomotoras de vapor, diésel, eléctricas, automotores y coches de viajeros, pero no hay que pasar por alto zonas como la Sala de Relojes –con más de veinte piezas rescatadas de estaciones, salas de espera y dependencias ferroviarias– o la de Modelismo, donde puede admirarse una colección única de trenes de juguete a escala 0 compuesta por mas de mil piezas.

La nueva unidad de Cercanías, que algunos viajeros aún recordarán (Foto:Patier)

A la colección de trenes que alberga el Museo se le ha añadido esta semana una pieza de la historia reciente del ferrocarril español: la primera unidad de Cercanías que circuló por Madrid, en el año 1974. Estos trenes de la serie 440, cuyo característico color azul recordarán los viajeros más veteranos, comenzaron a operar ese año y fueron los primeros en prestar servicio cuando se constituyeron las Cercanías madrileñas en 1979. Construidos en España por CAF y Wesa –y posteriormente por Macosa y Gee–, disponían de tres coches, una buena aceleración y una velocidad máxima de 140 km/h, y contaban con 780 plazas, 260 de ellas sentadas. En los años siguientes, fueron mejorando sus características y confort con la incorporación de aire acondicionado, un nuevo interiorismo y plazas para personas con movilidad reducida.

Momento de la firma del convenio; en el centro, Magdalena Bodelón y Jaime Barreiro (Foto: Patier)

La llegada al Museo de este nuevo tren se produjo el pasado día 1, en un acto en el que estuvieron presentes la directora de Renfe Cercanías de Madrid, Magdalena Bodelón, y el director gerente de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, Jaime Barreiro. El acto sirvió también para renovar el convenio de colaboración entre Renfe y la Fundación para el programa de ocio cultural Tren+museo del ferrocarril, que ahora incluye una visita guiada con transporte en Cercanías hasta la estación de Delicias y regreso a la estación de origen dentro del núcleo de Cercanías de Madrid, y el TallerAcercaTÉ, para potenciar el uso del ferrocarril entre el público infantil y juvenil, con actividades incluidas dentro del Manual de Actividades Escolares de Renfe Cercanías de Madrid.

Si os pasáis por el Museo, no sólo podréis admirar (y algunos, recordar) esta nueva incorporación, sino también daros un instructivo paseo por la historia de nuestros ferrocarriles. Aquí tenéis más información sobre su programa de actividades. ¡Buena visita –y buen viaje– a todos!

Comparte y disfruta:
Hay 8 comentarios de para este artículo
  1. Juanan at 15:01

    Que grande! En esos trenes he montado yo en los 80, por no hablar de la canción de Leño, que en el video sale uno de estos.
    A ver si Renfe consigue entradas de rugby para la próxima semana y las sortea, que en el último partido no os dieron ninguna, para eso ni sé es patrocinador ni ná!
    Un saludo!

  2. José Luis Cortijo Martín at 3:48

    Buenas noches. Tras la lectura del texto, permítanme hacer algunas correcciones a algunos de los datos mencionados en la entrada del blog:
    -La 440 no ha sido la primera serie de unidades eléctricas para las cercanías de Madrid, dicho honor es para las UT serie 300 (serie UIC 433). Posteriormente, en los años 1960, llegaron las 436 y 438(ex-600 y 800) para las líneas electrificadas que partían de Atocha, y desde 1967 las unidades 439 (ex-900), que prestaron servicio en las líneas del noroeste, con salida de Chamartín, aprovechando el nuevo trazado del ferrocarril de enlace a través del Monte de El Pardo.
    -Las 440 comenzaron a prestar servicio en Madrid en 1975, ya que las primeras unidades comenzaron en 1974 en Barcelona. La serie 440 ha sido, no obstante, la más representativa de cuantas han circulado en Madrid, no en vano aquí estuvo asignada más de la mitad de la serie a finales de los 80, y han estado presentes durante 34 años, hasta que las últimas unidades modernizadas se apartaron del servicio.
    -En Madrid ha existido servicio de cercanías casi desde que se inauguró el primer ferrocarril madrileño en 1851, lo que ocurre es que el núcleo de cercanías de Madrid existe tal como lo conocemos hoy desde 1989, siendo las 440 el primer material móvil que prestó servicio tras su constitución como servicio diferenciado del resto.
    Por lo demás, me agrada que se haya decidido conservar y exponer esta unidad en la sede de Delicias.
    Un cordial saludo

  3. Lisardo at 21:21

    “…. y contaban con 780 plazas, 260 de ellas sentadas”.
    En este párrafo que figura en el post, se observa un error gramatical, que también se observa en los coches de TODOS los trenes, en las placas dónde se indica su capacidad.
    Miren uds, un tren o un coche tiene una capacidad máxima de viajeros que se mide en el nº de plazas. De éstas, una parte corresponde a asientos, que permiten que esa parte de viajeros viajen sentados. Las plazas, NO SON SENTADAS, son los viajeros los que viajan sentados.

    Lo correcto es decir: … y contaban con 780 plazas, de ellas 260 asientos. El sustantivo es “asiento”, no “plaza sentada”.

    Les agradecería que, trasladaran este gazapo a su departamento de relaciones externas para que lo puedan ir corrigiendo en la rotulación de su parque de trenes. Canta demasiado.

  4. rosa at 19:10

    O sea que en este blog solo se pueden decir comentarios elogiosos. Sin faltar al respeto, sería ¿necesrio? ¿conveniente? algo más de información y atención al usuario dentro de todo esta “maravillosa organización” que constituye el servicio de cercanias en la provincia de Madrid. Muy a menudo yo no se a que hora v a llegar mi marido a casa (Nuevos Ministerios-Alpedrete) o si tendré que ir a buscarle a alguna estación intermedia por una avería mal informada.

  5. Usuario aficionado al FC at 4:16

    Ojalá no sea el único tren 440 que se preserve. Es más, ojalá se preserve al menos uno por cada decoración que haya habido, y también de los reformados.

    Lo que es una pena es que finalmente no se preservara la unidad 001 que había en Valladolid, soy de esa ciudad y me da pena que se sacaran los asientos y se dejara de preservar. Aunque sea para poner en un pedestal, sería interesante que se conservara también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *