Los uniformes y el tren

Los vemos todos los días, los reconocemos, nos permiten identificar a quien los lleva, pero apenas reparamos en ellos. Y no es mala señal, porque entre los valores que tiene que transmitir un uniforme está el compromiso, la proximidad, la imagen corporativa, pero también la sobriedad y la discreción.

Sin embargo, “vestir” a una empresa no es tarea fácil. Además de comunicar ese tipo de mensajes, el diseñador debe pensar en la comodidad de quien lo lleva; en que se distingan las diferentes tareas, pero manteniendo un hilo conductor; en la rapidez con la que evoluciona la moda; en el clima y las variaciones de temporada; en su adecuación a las normas laborales y de prevención…

El diseñador tiene que proveer chaquetas, chalecos, pantalones, vestidos, calcetines, zapatos, abrigos, prendas de servicio, complementos, bolsos y portadocumentos, corbatas y pañuelos…debe distinguir entre personal de conducción, servicios a bordo, atención al cliente, personal de mantenimiento; debe garantizar la calidad y resistencia de los tejidos, la exactitud y especialidad del tallaje, la capacidad de respuesta ante reposiciones y solicitudes extraordinarias…

Una tarea compleja a la que no han hecho ascos profesionales de primer nivel, como el recientemente fallecido Jesús del Pozo, creador de los uniformes de Largo Recorrido a principios de los 90. Con el tiempo, los hoy cotidianos uniformes se convierten en piezas de museo y en objeto de los deseos de los coleccionistas. Para ellos, y para los amantes de la historia del ferrocarril en general, os dejamos en nuestra fanpage de Facebook una pequeña galería de fotos y aquí mismo, en este enlace, una auténtica curiosidad: el Reglamento de Uniformes del Personal, de 1944. Os recomendamos la parte dedicada a los emblemas de las gorras.

¡Que lo disfrutéis!

Comparte y disfruta:
Hay 2 comentarios de para este artículo
  1. José at 22:06

    Aunque el documento que enlazas es de los Ferrocarriles del Estado, sin duda es de gran valor. Sería muy interesante que nos buscaras el documento similar que creó posteriormente RENFE, ya que en él aparte del nuevo diseño de las gorras de uniforme con el que se quiso dar unidad a la imagen de los trabajadores de la empresa, podríamos ver la innumerable gama de categorías profesionales que poblaban el ferrocarril de la segunda mitad del siglo XX.

    En todo caso, muchas gracias,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *