Los trenes turísticos, un lujo

Los trenes turísticos, un lujo

El Expreso de la Robla

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la vida hay ocasiones excepcionales que se merecen un regalo excepcional. Un viaje en tren bien podría serlo, pero no un viaje cualquiera, sino los que los trenes turísticos de Renfe realizan desde que comienza el buen tiempo, al menos el climatológico.

Los trenes turísticos de Renfe, El Transcantábrico Clásico, El Transcantábrico Gran Lujo y el Al Andalus, son modelos formados por coches de los años 20 y 30 del siglo pasado que han sido rehabilitados para convertirlos en espacios muy confortables, llenos de encanto, destinados al ocio y al placer de viajar. El Expreso de la Robla es también un tren clásico destinado a viajes más cortos en el que destacan sus modernas instalaciones.

Las propuestas de viaje incluyen el alojamiento en el tren, que durante las noches se detiene en alguna estación del recorrido para facilitar el descanso de los viajeros; desplazamientos por paisajes muy especiales; excursiones acompañadas por expertos guías, y una oferta gastronómica digna de los más exquisitos gourmets, tanto a bordo del tren como en los restaurantes de alguna de las ciudades que se visitan.

Completa la oferta una tripulación profesional con ca­mareros, “literistas”, azafatas, guías acompa­ñantes, guías locales para las visitas, servicio de cocina, técnicos de mantenimiento, vigilantes de seguridad, ma­quinistas, con­ductores de auto­car … Todos al servicio de los clientes y a mayor gloria del viaje…

A punto de iniciarse la temporada de los trenes turísticos,  repasamos lo más destacado de cada tren y os dejamos enlace a los detalles: fechas de salida, itinerarios y precios.   

 El Expreso de La Robla

Acaba de arrancar la temporada regular de este tren, que empezó su andadura en 2010 y ya se ha consolidado como producto turístico, hasta el punto que en esta edición se amplían las propuestas de viaje con una nueva ruta veraniega, “Paraíso Infinito”, que va a recorrer la costa entre Bilbao y Gijón, a lo largo de los meses de julio y agosto.

El itinerario clásico con el que inicia sus salidas el tren, el “Itinerario de La Robla” transcurre entre Bilbao y León atravesando los pueblos de la provincia de Palencia en los que el románico dejó una huella más profunda. El viaje se prolonga a lo largo de cuatro días y tres noches (de jueves a domingo), y comprende paradas y recorridos en Espinosa de los Monteros, el complejo kárstico Ojo Güareña, Cervera de Pisuerga, Frómista, las Cuevas de Valporquero , la ciudad de León y  Bilbao.

Expreso de la Robla, salón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Transcantábrico Clásico

El Transcantábrico Clásico, que cumple ya  treinta años, inicia temporada con viajes semanales, en ambos sentidos, entre León y Santiago de Compostela.

La propuesta de El Transcantábrico Clásico recoge una ruta de atractivos contrastes entre ambos lados de la Cordillera Cantábrica: la España Verde, los paisajes costeros de A Coruña, Lugo, Asturias y Bizkaia, y las tierras castellanas de Burgos, Palencia y León. Por lo que respecta al tren, combina el encanto de los míticos trenes de principios del siglo XX con las comodidades más avanzadas del siglo XXI. Una selecta oferta gastronómica es el complemento perfecto, “marca de la casa” en todos los paquetes turísticos de Renfe – Trenes Turísticos.

Transcantábrico Clásico, comedor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Transcantábrico Gran Lujo

Con capacidad para 28 personas alojadas en 14 amplias y lujosas suites, el tren inicia su temporada el 23 de marzo con viajes semanales entre San Sebastián y Santiago de Compostela. Considerado como el más lujoso del mundo, este tren está compuesto por siete coches cama que cuentan con 14 suites con salón, dotadas de cuarto de baño con ducha de hidromasaje y sauna de vapor, cuatro coches salón, y un coche cocina.

Entre las zonas comunes destaca un atractivo salón panorámico en el que, además de poder contemplar el paisaje por sus amplios ventanales, un salón comedor y salón de té en los que degustar la más selecta gastronomía típica de cada zona que se recorre desde el desayuno a la cena o desde el aperitivo a la sobremesa, y un salón-pub donde se celebran fiestas y se ofrece música en directo. 

Transcantábrico Gran Lujo, suite.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Tren Al Andalus

La temporada dará comienzo en abril  por su clásico itinerario: Sevilla, Córdoba, Baeza, Úbeda, Granada, Ronda, Cádiz, Jerez, Sanlúcar de Barrameda y El Parque Nacional de Doñana conforman el recorrido andaluz del tren, que este año no va a descansar en verano. Las ciudades monumentales de Castilla, Navarra y Aragón van a conformar el Itinerario Ibérico del Tren Al Andalus a lo largo de los meses de julio y agosto en un periplo de 6 días y 5 noches a bordo de uno de los trenes más lujosos y espaciosos del mundo en que el viajero más exigente se puede sentir como en un hotel de primera clase en el que recibe las mejores atenciones.

El Tren Al Andalus tiene una capacidad de 64 viajeros distribuidos en 12 suites estándar y 20 suites superior. Cinco de los coches suite se construyeron en Francia a finales de la década de 1920 y fueron utilizados por la monarquía británica para sus desplazamientos vacacionales entre Calais y la Costa Azul. Su espíritu “Belle Époque” ha sido respetado en cuanto decoración y ambiente, y se han incorporado al tren avances técnicos de última generación para incrementar el confort del viajero. Cuatro coches salón, verdaderos tesoros ferroviarios de los años veinte del siglo pasado, dos coches-restaurante, Alhambra y Gibralfaro; un coche-bar, Giralda; y otro coche-salón, Medina Azahara completan la configuración de este especialísimo tren en el que viajar es un sueño.

Tren Al Andalus, restaurante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte y disfruta:
Hay 1 comentario para este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *