El Museo del Prado homenajea a Velázquez

El Museo del Prado homenajea a Velázquez

‘Felipe IV’, Diego Velázquez / Óleo sobre lienzo, 69 x 56 cm, ca. 1654. / Madrid, Museo Nacional del Prado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como algunos ya sabréis, el Museo del Prado ha arrancado la temporada con un verdadero clásico: Diego Velázquez.  Hasta el próximo 9 de febrero de 2014, la exposición estrella del Prado presenta más de treinta retratos del célebre pintor español, que datan de mediados y finales del siglo XVIII y que se engloban bajo el nombre de Velázquez y la familia de Felipe IV. Parada obligada de los viajeros que se escapen a Madrid durante los próximos tres meses.

El núcleo de la muestra gira en torno a los retratos reales que Velázquez realizó de la familia real desde su llegada a Madrid, procedente de Roma, hasta su muerte en 1660.  Después de ejercer de retratista por excelencia de la corte papal, Felipe IV, que recientemente se había casado con Mariana de Austria, va a reclamar la vuelta del pintor para cubrir la gran demanda de retratos surgida en la Corte tras la llegada de la nueva reina y el nacimiento de nuevos descendientes.

La cantidad de trabajos a los que tendrá que hacer frente Velázquez provocará la creación de un taller, del que saldrán retratistas tan conocidos como Carreño y Martínez del Mazo, ambos presentes en la exposición del Museo del Prado. De Martínez del Mazo va a destacar la copia de Las Meninas, procedente del museo de Kingston Lacy (Gran Bretaña), que visita de forma inédita un museo español con motivo de esta exposición.

Por otro lado, el mundo femenino e infantil va a constituir otra pieza fundamental de este catálogo con pinturas tan destacadas como La infanta Margarita y la La infanta Maria Teresa, cedidas temporalmente por el Kunsthistorisches Museum de Viena. Y, por último, otro de los alicientes será la puesta de largo en primicia del retrato El Papa Inocencio X, del Wellington Museum de Londres, obra que regresa a España tras su salida durante la Guerra de la Independencia y con la que arranca la exposición.

Sobran las razones para recomendaros una escapada en tren para disfrutar del maestro Diego Velázquez. A diez minutos del Museo del Prado, podréis llegar a la estación de Atocha en trenes AVE con origen en Alicante (desde 25,95 €), Valencia (desde 28,95€), o Sevilla (desde 28,70€), o bien a bordo de los trenes Avant y de Cercanías que recorren la Comunidad de Madrid. Os recordamos, además, que todos loe viajeros de AVE llevan incluido el billete de Cercanías en origen y destino.

 

 

Comparte y disfruta:
Hay 1 comentario para este artículo
  1. Carmen Ripoll at 23:59

    Estuve el pasado fin de semana y pese a las largas colas, fue una maravilla como siempre recontrarte con las grandes obras del maestro Velazquez, así como ver por primera vez algunas obras que no son tan conocidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *