Ave & Escapadas gastronómicas,  Vías Paralelas

Ave & Escapadas gastronómicas, Vías Paralelas

Una vez dispersado el gentío turístico de Fitur llega la alta cocina de Madrid Fusión, mientras el Ave vuelve a ser la puerta a este destino gastronómico que se convierte en la capital mundial culinaria.

Nos sentimos tentados de hablar del turismo gastronómico y las escapadas a través del AVE. Maridaje viajero de sintonía, conveniencia, afinidad y confianza

El arrumbamiento de la gastronomía como arma letal del desarrollo turístico es irreversible. Frente a un turismo de sol y playa plenamente amortizado, tras la desconexión veraniega, la gastronomía actúa como atractivo intemporal y es aquí donde el Ave se convierte en una herramienta fundamental, con especial incidencia durante las escapadas de fines de semana. Es frecuente ver a grupos de gastrónomos, en los trenes de Alta Velocidad a modo de lanzadera gourmet, viajar a diferentes destinos culinarios, donde una vez terminada la larga sobremesa regresan a su lugar de origen perennemente satisfechos.

El interior de los coches del Ave Valencia-Madrid es una caja de sorpresas, y el coche cafetería un punto de encuentro de cocineros mediáticos, procedentes de Madrid Fusión, comprometidos para velar por nuestros paladares y desarrollar las futuras querencias gustativas. De entrada aspiramos a que el viaje tenga efectos balsámicos. Se nos presenta una oportunidad. Una ocasión, que si me lo permiten, armonizará las futuras sobremesas. Gastrónomos de toda ideología culinaria se dan cita en los vagones.

El viaje se convierte en la antesala de la sobremesa feliz. La frontera entre el turismo y la gastronomía es cada vez más exigua gracias al Ave que une destinos culinarios con suma facilidad.

La gastronomía como cabeza de cartel mientras los viajeros se muestran exultantes. En poco más de 100 minutos estarán sentados a la mesa del restaurante deseado. Vayamos al hecho posterior. El retorno de los gastrópatas, tras probar la paella valenciana soñada, henchidos de satisfacción provistos de ese rictus gourmet, se convierte en una tertulia gastrónoma, donde se desenvuelven con la experiencia vivida como señal de agradecimiento.

Hace seis años mientras viajaba con un conocido crítico gastronómico, durante los primeros viajes del AVE Madrid-Valencia, me dio una aguda explicación sobre la futura relación del turismo gastronómico y el tren, con ejemplos triviales pero de gran empaque: “El viaje en tren a las ciudades AVE, por su talante de horarios flexible, será ideal para encajar la paridad entre el turismo urbano y la gastronomía local con el fin de equilibrar el ímpetu turístico y la determinación hostelera”. Dixit

Los viajes en AVE trenzan múltiples posibilidades de conocer la oferta de más de treinta escapadas culinarias. Para los ayunos de experiencias gastronómicas las ofertas promocionales que se ofrecen para viajar resultan una oportunidad. Solo hace falta espíritu gastrónomo y determinación viajera. 

Hoy por hoy, las escapadas gastronómicas se han convertido en una referencia exitosa, sin límites para crecer. La diversidad hostelera y la cocina de vanguardia representan los mayores atractivos. El valor añadido culinario es un hecho diferenciador para cualquier destino.

Siempre conviene acertar en las palabras, pero más al elegir un lema. Ahora más que nunca. Gastronomía & Turismo: vías paralelas, sin paradas intermedias gracias al AVE.

Tino Carranava  es Periodista  / @tinocarranava @gourmetren 

Fotomontaje locomotora: Amparo Domingo

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *