MOT 2017: escribir el tiempo pasado en Olot y en Girona

MOT 2017: escribir el tiempo pasado en Olot y en Girona

Cuando, apenas terminada la tercera edición del festival de literatura MOT 2016: escribir vidas, empezamos a hablar del MOT 2017, estuvimos de acuerdo en que sería muy interesante dedicar esta cuarta edición del festival a la escritura del tiempo -la materia constitutiva de la escritura por antonomasia- y, más concretamente, a la escritura del pasado. No estábamos pensando propiamente en la novela histórica, sino en proponer al público lector una reflexión sobre la forma en cómo el tiempo se convierte en el hilo más sutil del tejido narrativo de algunas de las más relevantes voces literarias contemporáneas, que indagan sobre el tiempo presente y, en especial, sobre nuestra frágil retención del pasado, a través de unas escrituras que iluminan lo que es perdido en el transcurso de la historia y reencontrado a través de la literatura. Por ello, el festival MOT 2017 se propone explorar los usos del pasado en la literatura contemporánea a través de múltiples puntos de vista, de distintos géneros literarios y de una nómina significativa de escritores y escritoras nacionales e internacionales que han convertido el pasado en el pilar fundamental de la su obra.

Así, entre el jueves 23 y el sábado 25 de marzo, en Olot, la ciudad de los volcanes, hemos estado conversando sobre “el ruido del pasado” con los directores teatrales Sergi Belbel y Josep Maria Mestres y hemos analizado junto con los escritores Francesc Serés y Ramon Solsona qué significa, en la novela contemporánea, “excavar el tiempo” de los personajes anónimos que construyen y al mismo tiempo sufren la Historia en mayúsculas. Hemos podido escuchar al novelista Patrick Deville, autor de un ambicioso proyecto narrativo formado por doce novelas a través de las cuales pretende recrear la historia mundial de la modernidad partiendo de una fecha clave, 1860, debatiendo con el historiador Ferran Mascarell sobre la misma idea de modernidad. Por otra parte, que el pasado constituye un fantasma que hay que hacer visible a través de la escritura se ha convertido en uno de los ejes centrales de todas las charlas, aunque muy especialmente de la que mantuvieron la historiadora de la Universitat de Girona Anna M. Garcia y Almudena Grandes, autora, entre otras, de la novela El corazón helado y de la ambiciosa serie titulada Episodios de una guerra interminable, construidos sobre episodios de la vida de personas –especialmente mujeres- que vivieron la Guerra Civil y sus consecuencias, la inmediata posguerra, la dictadura franquista y la transición.

_R4A8379 - Kopia

Desde otra perspectiva, pero con la misma intención de hacer visibles las migraciones, exilios, diásporas, genocidios que atraviesan el siglo XX, Carme Riera habló con la periodista Anna Guitart de sus novelas sobre la recuperación de la memoria de los judíos mallorquines o la relación del Archiduque Luis Salvador de Austria con la isla de Mallorca, el espacio mítico construido por la novelista, y la escritora francesa Kenizé Mourad, autora de novelas tan conocidas como De parte de la princesa muerta y Un jardín en Badalpur recorrió con Emilio Manzano la complejidad política y humana de los conflictos históricos entre Oriente y Occidente.

La novela histórica relacionada con el mundo antiguo reunió a dos escritores de excepción en Olot: Santiago Posteguillo y Valerio Massimo Manfredi, acompañados de Jacinto Antón, charlaron largamente sobre sus novelas situadas en Roma y Grecia y abordaron la relación entre historia y literatura y entre verdad y verosimilitud ante un público entregado por completo a sus escritores de cabecera. Finalmente, un Ver-MOT (léase “vermut”) presentó en un ambiente absolutamente distendido y a través de las voces de Carme Riera, Antònia Carré-Pons, Pere Antoni Pons i Dolors Miquel, acompañados por el periodista Antoni Tortajada, algunas de las ficciones que se han construido sobre la vida y la obra de Ramon Llull. La representación de la obra Claudia, monólogo autobiográfico de una de las niñas desaparecidas durante la última dictadura militar argentina, y el espectáculo sobre la novela Les darreres paraules de Carme Riera completaron el fin de semana literario de Olot.

_R4A8641

A partir del día 30 de marzo y hasta el 1 de abril, el viaje por el pasado a través de la literatura nos llevará a Girona, la ciudad de los cuatro ríos y escenario de una de las novelas más impactantes del modernismo catalán, Josafat, de Prudenci Bertrana. En el auditorio de la biblioteca Carles Rahola están ya colocadas las butacas donde se sentarán Manuel Rivas, Guillem Terribas, Evelio Rosero, Pilar Argudo, Patrícia Gabancho, Tània Juste, Gemma Ruíz, Edward Rutherford, Enric Calpena, Bernardo Atxaga, Albert Sànchez Piñol, Maria Carme Roca, Martí Gironell, Mathias Énard, Joan-Daniel Bezsonoff, Salem Zenia, Leonardo Padura, Daniel Rodríguez, Jordi Lara, Jaume Coll Mariné y Jaume Ayats. Hablarán de temas tan distintos y al mismo tiempo tan próximos como la escritura contra la extinción, los usos y abusos de la memoria, la reconstrucción del pasado en femenino, la biografía de las ciudades, las marcas del tiempo, los puentes lingüísticos que atraviesan fronteras, la mitificación y desmitificación de los relatos históricos, la escritura del pasado desde la mirada del hereje o la relación entre tiempo y tempo, entre literatura y música. Porque, como escribe Julian Barnes en su última novela, The Noise of Time (El ruido del tiempo), el arte es el murmullo de la historia que se oye por encima del ruido del tiempo.

Mita Casacuberta es Comisaria del MOT Festival de Literatura Girona – Olot / Doctora en filología catalana por la Universidad Autónoma de Barcelona / Profesora de literatura contemporánea en la Universidad de Girona.

girona

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *