El cigarrillo del Ave no engaña

El cigarrillo del Ave no engaña

Continuamos con el equipo profesional de los primeros servicios de alta velocidad en España con motivo de su 25 aniversario. Matilde, Antonio, Juan y Luis no sabían con certeza qué era un tren de alta velocidad cuando participaron en el proceso de selección para formar las primeras tripulaciones del Ave. Como supervisores, su misión consistiría en coordinar la tripulación de a bordo y todo el servicio desde que el viajero se aproximara al tren hasta que lo abandonara en destino. “Esto cambió Renfe y lo que la gente esperaba de nosotros”, nos dijeron.

Hoy siguen ejerciendo papeles clave gracias a una profesionalidad de primer nivel, pero al escucharles, es fácil comprobar que la misma expectación que podía tener un viajero y un ciudadano al ver que se acercaba aquel nuevo tren estaba en un grupo profesional que se enfrentaba a lo desconocido. Debían desarrollar su trabajo a velocidades superiores a 250 km/h con la idea de estar a la altura de un servicio de pura vanguardia. Para demostrarlo, nada como la prueba del cigarrillo.

Jero Martín es Periodista

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *