“Tripulación, prepare procedimiento”

“Tripulación, prepare procedimiento”

Seguro que alguna vez os habéis preguntado a qué responde ese escueto mensaje que en ocasiones se escucha a bordo de los trenes: “Tripulación, prepare procedimiento”. Quien habla es el Jefe de Tren, lo hace 10 minutos antes de entrar en un túnel y lo que pide es que el equipo de a bordo (supervisor/a, azafatos/as, camareros/as) tome una serie de medidas como parte del protocolo de seguridad. Os lo contamos a continuación:

La circulación de trenes de alta velocidad en túneles está fuertemente regulada, como podéis imaginar. No es nuestra intención explicar aquí las claves de un tren que circula en un  túnel a más de 200 kilómetros por hora desde el punto de vista aerodinámico y físico. Sí apuntaremos las características de seguridad que incorporan los túneles y los procedimientos a seguir cuando se cruzan.

En algunos túneles las vías están separadas por una galería de seguridad, de modo que cada vía queda aislada de la otra (doble tubo). Otros tienen vía doble (tubo sencillo). En ambos casos incorporan elementos claves de seguridad. Las galerías están equipadas con bocas de incendio, extintores, teléfonos, puertas resistentes al fuego con vestíbulos independientes, etc. Si un tren se detuviera en mitad de un túnel y hubiera que desalojarlo, estas galerías garantizan la seguridad de viajeros y tripulantes. ¿Pero qué sucede a bordo de los trenes?.

Cuando se aproxima a un túnel, el Jefe de Tren comprueba el funcionamiento de alarmas y otros elementos de seguridad propios de la circulación, solicita que la tripulación le confirme la situación en los coches y le pide que prepare el resto del “procedimiento”.

El personal de a bordo comprueba si existe alguna incidencia reseñable y, en su caso, se lo comunica al Jefe de Tren; se asegura de que todas las rutas de evacuación estén libres de obstáculos –de ahí que muchas veces veáis al personal solicitando a los viajeros la correcta disposición de las maletas en los maleteros; sitúa los carritos de comida y prensa en los lugares que le corresponden; comprueba el estado de las puertas de intercomunicación entre coches; y ocupa su puesto correspondiente –puntos de supervisión, cafetería, etc.

Una vez dentro del túnel, el equipo mantiene su posición y se mantiene atento ante cualquier incidencia. Esto es fundamentalmente lo que ocurre cuando el Jefe de Tren anuncia la preparación del “procedimiento”, como veis, un protocolo que reúne cuestiones técnicas de seguridad  propias de la circulación ferroviaria y cuestiones de sentido de común, por qué no decirlo también.

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *