València, nueva hoja de ruta cultural: escultura y arquitectura, alianza razonada 

València, nueva hoja de ruta cultural: escultura y arquitectura, alianza razonada 

Con el país viajero a punto de encarar las vacaciones, nos vemos obligados a recomendar la visita a València como destino cultural de primer orden. Aunque existen argumentos y ejemplos sobradamente reconocidos: IVAM,  Museo de Bellas Artes y el Museo Nacional de Cerámica. La actualidad, como nueva hoja de ruta cultural, nos dirige hasta la exposición temporal de esculturas de Manolo Valdés.

Las seis colosales esculturas emergen de manera extraordinaria e inundan de manera natural el lago exterior de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. La muestra canaliza la monumentalidad escultórica a través del marco de la arquitectura contemporánea de Calatrava.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La pluralidad cultural y artística es latente. Una exposición majestuosa que desprende curiosidad desde la primera mirada. La intensa luminosidad del agua personifica la soberanía de las esculturas de Manolo Valdés.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La muestra busca la unicidad y la concordia estética a través de objetos cotidianos que beben de la tradición de la pintura española y del arte en general. Entre las imágenes destacan los tocados que giran alrededor de los majestuosos rostros: pamelas, mariposas, aretes y helechos visten estas piezas escultóricas grandiosas.

Una comunidad de seis rostros realizados en acero corten, aluminio, hierro y mármol, con más de cinco metros de altura y diez toneladas de peso cada pieza, cohesionada a través de los reflejos del lago que permite injertar la diversidad de la obra del escultor valenciano afincado en Nueva York.

Su épica visual radica en combinar la inmensidad de las obras con el referente arquitectónico contemporáneo del territorio Calatrava. Las esculturas extenúan las miradas sin zafarse de la luz. La luminosidad del lago se convierte en una carcasa al servicio de los grandiosos rostros escultóricos. Muestra evocadora capaz de anegarnos visualmente con un juego de luces de ocho colores que rezuma complicidad y vertebra cromáticamente la exposición.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El turista polarizador e instintivo de experiencias culturales diferentes puede (re)emprender sus aventuras en la gigantesca lámina de agua situado entre L’Umbracle y el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe hasta el  próximo 10 de diciembre.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Esta muestra encauza una onda emocional para futuras exposiciones. No debemos olvidar la elogiable labor de mecenazgo desarrollada por la Fundación Hortensia Herrero, inspiradora e impulsora de proyectos artísticos y actuaciones tangibles sobre el patrimonio que apuestan por la transformación de la oferta cultural como foco de desarrollo.

Por último, destacar el mandato imperativo dirigido a todos los visitantes que pueden ejercer la elección de su escultura favorita tras la visita. La Fundación Hortensia Herrero va a adquirir la obra seleccionada a través de esta votación popular para donarla a la ciudad e instalarla de manera permanente en la Marina de València.

Pocas cosas resultan tan estimulantes como  viajar a algún lugar y sumergirse en su oferta cultural. València no sólo es un destino turístico es una gran parada cultural. Una estación artística, de largo recorrido, con enorme proyección que no necesita reinventarse. Los viajeros deben fijar las coordenadas culturales en esta parte del Mediterráneo con los trenes Ave y Euromed como puerta para llegar a la capital del Turia. Experiencias como esta son una revelación y así lo demuestran.

València, arte y arquitectura. Hay motivo.

Tino Carranava  es Periodista  / @tinocarranava

Fotografías: Javier Marina

A partir del 17 de julio busca nuestra tarifa de precios fijos “Verano València” y compra tu billete para viajar hasta el 20 de agosto: Madrid – València o València – Madrid: 24 € en clase Turista por trayecto. /en clase Preferente, por 48 € por trayecto (con restauración a bordo y el sábado  de 38 €, sin restauración).

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *