Próxima estación: Zamora

Próxima estación: Zamora

Si estás pensando en organizar una escapada, tenemos un plan para ti: descubrir Zamora. Una pequeña ciudad que esconde numerosos rincones con encanto para los amantes del arte románico, la naturaleza y la gastronomía. Además, tiene una ventaja: puedes recorrer la ciudad de punta a punta sin necesidad de coger el coche.

Te proponemos una ruta por el románico zamorano, un paseo relajado a orillas del río Duero y, para reponer fuerzas, degustar lo mejor de la gastronomía de la provincia como el arroz a la zamorana, los habones de Sanabria o la ternera de Aliste.

¿Qué visitar?

Comenzamos el recorrido por la calle peatonal de Santa Clara que te llevará hasta los principales atractivos turísticos. Más de una veintena de construcciones románicas sitúan a Zamora como la ciudad con mayor concentración de arte románico por metro cuadrado del mundo. Por ello, se ha ganado la denominación de “La Ciudad del Románico”.

Paseando llegarás a la Plaza Mayor, nexo de unión entre la zona comercial y la zona monumental, donde se encuentra el Ayuntamiento “viejo” y el “nuevo” y la iglesia de San Juan de Puerta Nueva (s. XII), una joya románica. Antes de continuar hacia la Catedral de San Salvador y el Castillo, no te olvides de recorrer la calle Balborraz, una de las más antiguas de la ciudad, que es puramente tradicional y artesana; ni de visitar la plaza más emblemática de Zamora, la Plaza de Viriato (pastor lusitano y héroe zamorano por excelencia)  y las iglesias románicas cercanas.

El siguiente destino: la Catedral y el Castillo. La Catedral de San Salvador, denominada la “perla del Duero” o “la joya del Románico”, fue declarada Bien de Interés Cultural en 1889. Se distingue por ser la más pequeña y la más antigua de las de Castilla y León.

FOTO1zamora

Cerca de la Catedral se encuentran unos grandes jardines que llevan al Castillo (s.XI), recientemente rehabilitado y abierto al público en el año 2009. Entre sus restos arqueológicos se descubren aljibes, tumbas de la época visigoda, hornos de fundición, canales de evacuación de agua, un pozo, torres y mucho más.

FOTO2zamora

Zamora no es solo arte románico. También destaca por su arquitectura modernista como la que se puede apreciar en el Casino, el mercado de abastos y algunos otros edificios cercanos. Desde el 28 de marzo de 2009, la ciudad pertenece al exclusivo grupo de capitales incluidas en la Ruta Europea del Modernismo.

Además de conocer el arte románico y modernista de la ciudad, es imprescindible pasear tranquilamente por los jardines rodeados por la muralla y disfrutar de las vistas al río Duero desde el Mirador del Troncoso, lugar perfecto para llevarte una hermosa instantánea de Zamora. Pasear a orillas del Duero y cruzar el puente de piedra para mirar la ciudad desde otra perspectiva tampoco puede faltar en tu visita.

FOTO3zamora

¿Qué comer y beber?

No nos podemos olvidar de la rica gastronomía de Zamora. Para reponer fuerzas tienes un arroz a la zamorana, habones de Sanabria, ternera de Aliste (producto distinguido con Marca de Garantía), queso zamorano, garbanzos de Fuentesaúco, pimientos de Benavente o una variedad de setas recogidas en los bosques de la provincia. Zamora también es tierra de pinchos. Todo ello acompañado con los vinos de Denominación de Origen Toro, Arribes o Tierra del Vino.

No lo pienses más. Tu próxima estación es Zamora. Descubre el arte románico y modernista, la naturaleza y la gastronomía que esconde esta pequeña ciudad de Castilla y León, que se encuentra a poco más de hora y media en tren de alta velocidad desde Madrid. Y, si tienes tiempo, los pueblos de la provincia también te esperan.

Puedes reservar tu viaje con Renfe aquí.

Sofía Fernández Saavedra es Periodista

Fotografías: Turismo de Zamora

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *