Camino hacia la princesa

Camino hacia la princesa

Estaba muy nerviosa princesa. Era uno de esos viajes que parece que nunca van a llegar. Varios meses preparando la producción de lo que iba a pasar al día siguiente. Quise aprovechar las tres horitas que tenía por delante y revisar que todo estaba correcto. Abrí la maleta;”bien todo en su sitio”. Mi siguiente paso fue leer el guión por vigésimo tercera ocasión.

La princesa de 4 años entra al gran salón. Recibe un bote de burbujas y una bolsa de chucherías. Se dirige al grupo de las princesas que juegan con coches pequeñitos y unos papeles que encuentran en el suelo. Imaginan que son superheroínas y utilizan los papeles para enviar cartas mágicas a las personas malas del mundo.

PRINCESA

(sonriendo)

¿Puedo jugar con vosotras?

RESTO DE PRINCESAS

(saltando y sonriendo)

¡Claro que si!

Imagina los síntomas del autismo, la parálisis cerebral, el Parkinson, la epilepsia y el trastorno de ansiedad…a la vez. Eso es el síndrome de Rett

caminoa3

Vigésimo cuarta vez de lectura. Después de sentir la impotencia de no poder escribir el guión que toda niña merece, después de secarme los ojos al imaginar como juegas, después de leer esa vigésimo cuarta vez el cruel guión que tuvimos que escribir para ti, miré por la ventana y apreté los párpados. No más lágrimas, tenía que ser fuerte por ti. Tus pupilas aparecieron para recordarme que la protagonista, la princesa, estaba reescribiendo su cuento. Con cada sonrisa regalada a los papás todas las mañanas, con cada una de las terapias costeadas con donaciones, con cada nueva esperanza que los investigadores publican, con la lucha de los personajes secundarios que te rodean.

Meses princesa, y tuvieron que llegar los campos de Aragón reflejando el sol en la hora mágica del atardecer en la ventana de aquel tren, donde me detuve a pensar  para darme cuenta de la importancia del papel secundario que todos cumplimos en tu película.

Érase una vez una princesa Rett.

Vanesa Saiz Marugán es Realizadora / ONG: MiPrincesaRett

Facebook: VanesaLbp  /  Instagram: @vsmnow

Comparte y disfruta:
Hay 2 comentarios de para este artículo
  1. Alguien at 14:48

    Es la peor enpresa que he visto, no dejan llevar un hámster en su jaula, perros, gatos, hurones etc… Sí, pero un hámster no lo permiten…
    Me parece reprobable, están diciendo de abandonar a nuestro animal…
    No vuelvo a viajar en renfe nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *