Antonio López: Día y Noche en la estación de Atocha

Antonio López: Día y Noche en la estación de Atocha

Los viajeros que llegan a la estación de Atocha tienen la posibilidad de conocer una de las obras más conocidas de Antonio López, las esculturas que reproducen la cabeza de su nieta Carmencita, en dos versiones: con los ojos abiertos “Día y los ojos cerrados “Noche

Según el autor, cuando recibió el encargo desde el Ministerio de Fomento para una obra monumental, estaba modelando las cabezas de su nieta en tamaño natural y decidió hacerlas crecer, porque sería algo sorprendente, algo nunca visto, hasta los tres metros de altura y más de 2000 kilos de bronce: “Mi punto de partida fue la representación de la vida cotidiana, lo que tengo más cerca, nacieron de una relación fuerte con el mundo y con la vida”, reflexionó, pero “lo creado se convierte en otras cosas, conocidas y desconocidas”. Son una metáfora del viaje, del paso del tiempo, el “Día” y la “Noche”, con los ojos abiertos la niña observa asombrada el recorrido del viaje y al llegar a su destino, se relaja y cierra los ojos para descansar. Para Antonio López, este conjunto escultórico es un sueño hecho realidad.

Su localización en la estación de Atocha, tiene para él un valor sentimental muy importante, pues esa estación fue lo primero que vio al llegar a Madrid en el año 1949. También la visita regularmente, ya que le gusta ver sus obras en ese entorno dinámico, un poco estresante, rodeadas de personas en un ir y venir constante. Las esculturas estuvieron instaladas inicialmente en el vestíbulo de llegadas del Ave, lugar elegido por el propio autor, donde daban la bienvenida a los viajeros con un aire misterioso, según cuenta él mismo en la entrevista. Actualmente se exhiben en el exterior y desde ahí continúan saludando a todos los viajeros.  Otro conjunto escultórico del “Día” y la “Noche” está expuesto en la Colección Permanente del Museum of Fine Arts de Boston (Estados Unidos).

Antonio López, es uno de los artistas más conocidos y admirados a nivel nacional e internacional, además de ser, uno de los más cotizados. En la Feria de Arte Contemporáneo ARCO 2016, un óleo suyo “Mujer en la bañera” fue la obra más cara, con un precio de 2,5 millones de euros. Pertenece al grupo de pintores y escultores del denominado “Realismo madrileño”, entre los que se encuentran Amalia Avia, Francisco y Julio López, María Moreno, Esperanza Parada e Isabel Quintanilla, unidos no sólo por el arte, sino también por la amistad desde su época de estudiantes en la universidad y los lazos familiares.

Esta obra forma parte de la Colección de Escultura Contemporánea de Adif y Renfe-Operadora, iniciada en los años 80, por la Red Nacional de los Ferrocarriles Españoles – RENFE (actualmente repartida entre Adif y Renfe-Operadora), coincidiendo con la modernización de las estaciones, y con el objetivo de contribuir al desarrollo cultural del país e incrementar su Patrimonio Artístico, mediante la adquisición de esculturas de artistas contemporáneos.

AntonioLopez4

La Colección está formada actualmente por 91 esculturas y murales de 79 autores, repartidas en 38 estaciones ferroviarias. 

Inés Tortosa es Jefa de Actividad Cultural y Comunicación Fundación Ferrocarriles Españoles.

 

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *