Segovia: una historia milenaria,  un héroe y  la Dama de las Catedrales

Segovia: una historia milenaria,  un héroe y  la Dama de las Catedrales

Si hay una ciudad en la que se mezclan multitud de elementos que tienen mucho que ver con la historia de este país es, sin lugar a dudas, Segovia,  donde se hace realidad esa frase, ese conocimiento que más de una vez he utilizado al referirme a alguna de las maravillosas representaciones  que jalonan la geografia española: “es preciso escuchar las piedras, que son las que cuentan las tradiciones, la existencia de los pueblos y de sus gentes”.

Allí, observando con detenimiento y admiración,  la magnificencia de su Acueducto, de esa construcción milenaria que en su momento construyeron los romanos para llevar agua a la población. Son 818 metros de longitud, Patrimonio de la Humanidad desde 1985, y , posiblemente , la mejor obra de ingeniería civil romana realizada en Hispania. Hay que tomar aire, respirar profundamente al notar como el corazón se encoje al observarlo, y prepararse para comenzar una visita cargada  de leyendas y tradiciones. Obra que  ocupa, además, con su simbolismo el escudo de la ciudad. 

Dejando atrás esa obra milenaria, que por cierto guarda una historia increíble, con el protagonismo del demonio, y de la que hablaremos un poco más adelante en este breve relato, nos sumergimos en  la ciudad. En uno de los enclaves principales hispanos, por su situación en el cruce de caminos trazado por las calzadas romanas para atravesar la Sierra del Macizo Central rumbo a la Bética o a la Tarraconense. Vías que fueron utilizadas posteriormente por los árabes para penetrar hacia el norte de la Península.

Héroes comuneros

Subiendo la cuesta que permite adentrarse en lo que podíamos considerar el casco antiguo, a través de la calle dedicada al héroe comunero Juan Bravo,  hay que disfrutar de los edificios que se sitúan a ambos lados del empedrado. Aquí se da cita lo civil con lo religioso. Lo tradicional con lo moderno, los miradores, como el de la Canaleja, con los escaparates de diversas tiendas que no quieren perder la oportunidad que les brinda el constante pasar de visitantes por sus proximidades.

SantiagoLopezPastorVisualHunt

Fotografía: Santiago López Pastor (VisualHunt)

Un líder que junto con el toledano Juan de Padilla, y el salmantino Franciso Maldonado, y el madrileño Juan de Zapata, encabezaron una “rebelión” castellana contra los desafueros llevados a cabo por un joven e inexperto Carlos I que dejo en manos de los flamencos el gobierno de España, y que por ello fueron ajusticiados, no sin proclamar su “lucha por la libertad”.

Damas y Reinas 

La Plaza Mayor se abre permitiendo contemplar con todo su esplendor la Catedral de Santa María, llamada la Dama de las Catedrales. Estamos ante una construcción gótica tardía, quizás la última de España y de Europa, que no quiso rendirse a la nueva moda europea de la arquitectura renacentista. San Frutos, San Geroteo… Las rejas que lo encierran decoradas de azucenas, blasones, medallones en las cresterías. El coro, las diferentes capillas… El sonido del silencio, la sensación de estar en un lugar donde se respira paz.

segovia-1375908_1920

Y calle abajo está otro de los símbolos de la ciudad, su Alcázar, residencia de los reyes castellanos, y desde donde, según cuenta la tradición, salió Isabel para ser coronada como reina de Castilla.  Declarado Patrimonio de la Humanidad  por la Unesco en 1985, se trata de un castillo palacio de finales de la Edad Media construido sobre un castro romano aprovechando un cerro que domina  los ríos Eresma y Clamores. De planta irregular, posee una bellísima torre del homenaje, y al interior se accede a través de su puente levadizo. Por unos minutos uno se puede trasladar al medioevo y observar la campiña segoviana, comprendiendo el por qué de su construcción allí, y el por qué de la magnificencia de tal obra.

cathedral-of-segovia-2895413_1920

Y, por cierto, desde el Alcázar se puede ver otro de los protagonistas de esta breve exposición, la Iglesia de la Vera CruzUna capilla de origen templario, que cuenta con una de las leyendas más bonitas y curiosas de la ciudad. Inaugurada por el año 1162, sirvió de primer sepulcro para un caballero del Temple; el cuerpo permaneció sólo durante la noche en lugar de ser acompañado por alguno de sus hermanos. Por la mañana se encontraron el cadáver picoteado por los grajos, y el prior de la Orden lanzó una maldición contra estas aves para que no volviesen a entrar en el recinto sagrado. Y desde entonces nadie ha visto a ningún grajo situarse en las proximidades del templo.

Els meus viatges (VisualHunt)

Fotografía: Els meus viatges (VisualHunt)

El demonio y el Acueducto

Pero con todo, la leyenda más interesantes es la que se refiere a la construcción del Acueducto, y que da protagonismo no a los arquitectos romanos, sino al demonioHabía una criada que debía recorrer un largo trecho para poder recoger agua que llevar a la casa donde servía, era tal su enfado cada vez que debía hacer el recorrido que un día dijo en voz alta que estaba dispuesta a dar lo que fuese porque alguien le quitase aquel trabajo. Y.. .entonces… se le apareció el demonio, quien le prometió construirle un acueducto, una conducción de agua hasta la proximidad de su casa, y que lo haría en una noche, acabando antes de que cantase el gallo al amanecer, pero que a cambio quería un pago, el alma de la joven cuaado le llegase el momento de la muerte. Ésta, tan harta como estaba de ir y venir a por el agua, aceptó la propuesta, y el diablo le anunció que aquella misma noche llevaría a cabo su obra.

spain-2709116_1920

Vuelta a casa, la joven comenzó a pensar en lo que había pactado, y se dio cuenta de que su enfado se había convertido en una trampa mortal, ya que iba a perder su alma. Arrodillada en su habitación comenzó a rezar y a pedir la ayuda de la Virgen y a rogar que le fuese perdonado su atrevimiento.

El demonio comenzó su obra, y faltando poco para la llegada del alba, tan sólo le faltaba una piedra por poner. Visitó a la joven y le contó que ya estaba todo hecho y que el pacto se llevaría a cabo, riéndose y dando cabriolas de alegría, pero… he aquí que calculó mal el tiempo y cuando llegaba de nuevo al Acueducto, el sol comenzó a salir y el gallo cantó. El demonio había sido derrotado y el pacto no se podía llevar a cabo, la joven había salvado su alma. Ésta fue a la iglesia y le relató al sacerdote lo que le había pasado, y éste en su compañía y en la de otros vecinos acudieron hasta la magna obra, y en el hueco del sillar que faltaba por poner colocó una imagen de la Virgen del Carmen.

Y mucho más

Segovia es esto y mucho más. Monasterios, Conventos, Iglesias, edificios civiles de otros tiempos, bodegas, restaurantes del buen “yantar”, dulces típicos que llevarse a la boca, o una visita a la antigua cárcel medieval, y un paseo por la judería y los restos de murallas, o por las riberas del río… Hay donde elegir, y buscar que las piedras nos cuenten siempre su historia, que son las que realmente saben.

Fotografía: VisualHunt

Fotografía: VisualHunt

J. Felipe Alonso es  Periodista y Escritor, estudioso de leyendas y costumbres.

Fotografía portada: Vic_206 (VisualHunt)

Más información para viajar a Segovia  aquí. 

Comparte y disfruta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *