Viajar de pie cuando no hay asiento libre, o incluso por voluntad propia, es lo normal en los medios de transporte urbanos. La capacidad de buses, metros, tranvías, y por supuesto, trenes de Cercanías exceden tres o cuatro veces el número de plazas sentadas, y por ello tienen postes y asideros a donde sujetarse.

Es lógico: los trayectos entre paradas suelen ser cortos; la velocidad, moderada; las subidas y bajadas continuas liberan asientos con frecuencia, por lo que la posible incomodidad es aceptable.

Cuando hablamos de transporte interurbano, en cambio, parece natural que todo el pasaje vaya sentado. En el caso de los autobuses, incluso, es preceptivo abrocharse el cinturón de seguridad. Pero, ¿y en tren? Pues todo depende del tipo de servicio. Para empezar, los trenes no llevan cinturones de seguridad, debido a las regulaciones internacionales: en caso de accidente podrían provocar lesiones importantes.

En algunos países de Europa está permitido, incluso, viajar de pie en trenes de larga distancia. En Renfe, en cambio, solo se admite en Cercanías y Media Distancia, y en determinadas circunstancias: 

  1. En servicios de MD sin reserva de plaza
  2. En los trenes que paren en estaciones sin venta, en los que el viajero debe comprar el billete en ruta: al no poder reservar plaza, es posible que no haya asientos libres.
  3. Aquellos viajeros que hayan subido sin billete y tengan que regularizarlo en ruta, si en ese momento no hay ningún asiento libre.
  4. Como excepción, en los trenes con derecho a asiento, si Renfe así lo determina.

Resumiendo: ¿En qué tipo de trenes es habitual viajar de pie?

-Dependiendo de si el tren admite o no reserva de plaza, en los trenes de Renfe se puede viajar con o sin asiento asignado.

No admiten reserva, y por tanto no se garantiza una plaza sentada en:

  • Trenes de Cercanías
  • Regionales de Cataluña
  • Trenes de Cercanías que realizan servicios de Media Distancia
  • Trenes que paran en estaciones sin venta de billetes
  • El seguro de viaje está asignado al billete, no al asiento. Es decir, todo viajero con billete viaja asegurado, independientemente de que lo haga de pie o sentado.

¿Qué dice la normativa de Renfe? 

-Condiciones Generales del Viajero. Título II.1: Determinados trenes pueden llevar plazas sin garantía de asiento.
-Condiciones Generales del Viajero. Título IV.1: En Cercanías y Media Distancia Convencional sin plaza asignada se permite viajar de pie
-Condiciones Generales del Viajero. Título IV.3: El viajero que suba en una estación sin venta, comprará el billete en ruta y viajará de pie si no hay asientos libres.
-Condiciones Generales del Viajero. Título VIII.3: El viajero que haya subido sin billete tendrá que regularizar la situación en ruta y viajará de pie si no hay asientos libres.
-Condiciones Generales de MD. Capítulo 18.1: Los billetes para trenes de Media Distancia de Plazas No Limitadas, se expedirán para su utilización por el viajero, en plaza sentada o de pie, indistintamente.
 -Condiciones Generales de MD. Capítulo 18.3: Con carácter general, en los trenes de Plazas Limitadas, no se emitirán billetes sin derecho a asiento. No obstante, se podrán expedir billetes sin derecho a asiento en la forma y manera que Renfe determine.
Leer las Condiciones Generales de Contrato de Transporte de Viajeros en trenes de Cercanías
Leer las Condiciones Generales de Contrato de Transporte de Viajeros en trenes de Media Distancia